Ojeras, el enemigo más terrible de nuestro rostro

Luchar contra las ojeras y bolsas se hace muy difícil conforme más años cumplimos. Es cierto, que muchas personas parece que han nacido con ellas, la genética juega un factor muy importante en este problema, pero siempre hay una serie de consejos que se pueden seguir para, si no ganarles la batalla, sí hacerlas algo más inmunes.

Ojeras, el enemigo más terrible de nuestro rostro

Conforme envejecemos la piel de nuestro rostro se vuelve más fina, esto provoca que también se adelgace la zona del contorno de ojos. Teniendo en cuenta que se trata de una región donde son escasas también las glándulas sudoríparas y sebáceas y la película hidrolipídica es muy escasa, es una de las primeras zonas donde se vislumbra el paso del tiempo con mayor predominancia. De ahí que aparezca esa tonalidad negro azulada característica.

Para mantener el problema a raya es fundamental dormir de 7 a 8 horas diarias, por muy buenos contornos de ojos que tengas si no descansas ese número de horas diariamente difícilmente podrás disimularlas. También es fundamental beber mucha agua (como no) y llevar una alimentación sana. Debes ser prudente con la ingesta de alcohol y tabaco, muy poco recomendables para solucionar este problema.

Muy recomendable es aplicar bolsitas de té o manzanilla. Personalmente también he probado algodones empapados en café y he de decir que son bastante efectivos, aunque no lo recomiendo para hacerlo a diario. El pepino también ayuda mucho, rodajas de pepino encima de los ojos, o, para los adeptos a la cosmética, los parches de pepino de Sephora. Se trata de una bolsita que lleva 10 parches, por lo que nos da para 5 ocasiones. Los parches además de llevar extracto de pepino, son ricos en ácido hialurónico, por lo que además nos aporta una hidratación extra al contorno de ojos. Yo los he probado y son muy refrescantes y agradables, hay que mantenerlos puestos unos 15 minutos.

Realmente he probado muchos tratamientos para el contorno de ojos. Puedo decir que no hay nada que elimine las ojeras o las bolsas al 100%, pero si que muchos de estos tratamientos, no sólo los naturales, ayudan a minimizarlas. De lo que he probado me quedo con dos: la mascarilla de Gingkgo Biloba de la casa griega Apivita y el Xpert Contour de Singuladerm.

El Gingkgo Biloba es muy rico en flavonoides, biflavonas, componentes que actúan como antioxidantes disminuyendo los efectos negativos de los radicales libres del oxígeno sobre el organismo. Además, también es rico en terpenos que inhiben el factor activador de plaquetas actuando así, como antiagregante plaquetario que reduce los procesos inflamatorios y previenen la erosión de las membranas vasculares.

Apivita lo comercializa en forma de mascarilla monodosis, que sus dos sobres da para unas cuantas veces de aplicación. Su precio ronda los 3 euros y se puede adquirir en algunas parafarmacias, en centros Apivita o en El Corte Inglés.

El contorno de ojos de Singuladerm es, a mi gusto, bastante efectivo. Además, tiene un precio bastante atractivo, menor a 20 euros. Su textura gel es muy agradable, que se agudiza si introducimos el tubo en el frigorífico. Este contorno de ojos actúa de dos formas complementarias para luchar contra las bolsas de los ojos. Por una parte inhibe la glicación del colágeno, previniendo la pérdida de elasticidad de la piel y la formación de las bolsas. Y, por otra parte, mejora la permeabilidad vascular, evitando así la acumulación de líquido en el párpado inferior.

La combinación de ambas acciones hace posible que Xpert Contour deshinche bolsas y atenúe ojeras en tan sólo dos semanas. Su fórmula se ve complementada por un péptido que actúa contra las finas líneas de expresión que se forman alrededor de los ojos, relajando el músculo y provocando, en consecuencia, una disminución de la profundidad de las arrugas.

Sobra decir, que tras una mala noche siempre también se puede recurrir al hielo, que actúa como antiinflamatorio. Por ahí también circulan algunos consejos, no se si demasiado acertados, que hablan de cremas no específicas para esta zona que minimizan el problema en situaciones de urgencia. Hablo del Trombocid o la famosa Hemoal para las almorranas. De momento, no he recurrido a ninguna de estas pomadas para disimular las ojeras, aunque recomiendo que quien lo haga en alguna ocasión, sea prudentemente y que evite que entre en el ojo cualquier trazo de crema.

Pero sin duda, el aliado fundamental para disimular las ojeras, y en algunos casos tratarlas, son los queridos correctores. Todas las marcas cosméticas tienen uno. Yo siempre elijo el tono más claro, porque de lo que se trata es de que  la ojera no se note, si escogemos un tono más oscuro que el color de nuestra piel la pronunciará aún más.

Uno de los más famosos es el Touche éclat de Yves Saint Laurent. Sí es muy bueno, pero también hay otras opciones para bolsillos en crisis, como por ejemplo el de la marca Deliplus del mercadona. Sobre este recomiendo el de stick y no es del barra, ya que deja algunos grumos. También recomiendo el tratante de Garnier con color, que es en roll-on y lleva cafeína o el tarrito de Olay, el Total Effects Eye.

Tengo pendiente probar el de Mac, el MAC Studio Finish Concealer, a simple vista, por lo menos en el stand de Mac parece bastante cubriente.

Este no será el único post que escriba sobre este tema, me parece bastante amplío y siempre hay muchas más cosas que mencionar y productos a recomendar. De momento, espero que por lo menos estos productos, si no los habéis probado, os sirvan de gran utilidad al igual que a mí.

Comparte!
Categorias: Cosméticos, Cremas, Destacadas

¡Tu opinión es muy importante! !Participa con tus comentarios!

2 respuestas.

  1. Felipe Medina Fraile dice:

    no

  2. Anónimo dice:

    [...] de belleza y moda. Creo que puede interesarte. BLUESONG, respecto a las ojeras te dejo este enlace Ojeras, el enemigo más terrible de nuestro rostro : LoMasGuapa, espero que te pueda ayudar. Y otra forera (lo siento no recuerdo el nick) preguntaba sobre que [...]