Categorias: Consejos, Destacadas

Reduce el esfuerzo en el gimnasio con la canción adecuada

Reduce el esfuerzo en el gimnasio con la canción adecuada

Si eres de las que van al gimnasio sin separarse nunca de su MP3, atención a la noticia que nos ha llegado: Según los estudios, escuchar una canción con el tempo adecuado puede reducir la sensación de esfuerzo e impulsar la motivación cuando se hace deporte. “Ese tempo se sitúa entre 125 y 140 compases o beats por minuto”, asegura Costas Karageorghis, investigador de la Escuela de Deporte y Educación de la Universidad de Brunel en Londres.

Para los aficionados a la música clásica hay dos piezas que funcionan muy bien en el gimnasio, aunque parezca mentira, la Sinfonía número tres en mi bemol mayor, de Beethoven, conocida como la sinfonía Heroica, y la Sinfonía número 40 en sol menor, de Mozart. Otro hallazgo fue que una letra motivadora o asociaciones con el deporte, como el tema de la película Carros de fuego, también dan un empujón extra.

Este estudio se suma a uno realizado el año pasado por la revista académica Journal of Sports Medicine and Physical Fitness, que halló que los ciclistas que sincronizaban sus movimientos con la música reducían la necesidad de oxígeno en hasta un 7%. Otro experimento, con 30 personas corriendo en una cinta, descubrió que seguir el ritmo de la música mejoraba la resistencia.

Pero, ¿qué explicación dan los expertos a este hecho? Aseguran que se debe a factores psicológicos. “Cuando la gente corre con música su nivel de esfuerzo percibido es menor que si no la usan”, apunta Gershon Tenenbaum, de la Universidad del Estado de Florida, aunque “estos beneficios tienden a evaporarse una vez que una persona comienza a hacer ejercicio a niveles muy intensos”, señala.

David-Lee Priest, investigador de la Universidad de East Anglia en Inglaterra, asegura que los efectos negativos del ejercicio, como la dificultad al respirar o el sudor, son transferidos al cerebro usando el sistema nervioso sensorial. “Escuchar música interfiere con la transmisión de esas sensaciones”, señala. “Antes de que se percate de la fatiga, la música bloqueará las sensaciones de cansancio y esfuerzo y usted no las percibirá por completo”, concluye.

¡Comparte!

Otros artículos recomendados:

¡Tu opinión es muy importante! !Participa con tus comentarios!

1 respuesta.

  1. Lola Cortés dice:

    Estoy completamente de acuerdo, soy una asidua al gimnasio y cuando haces una clase con la música adecuada, la hora se pasa volando y no percibes ni el cansancio ni el calor hasta que acabas. Quién no ha experimentado, que cuando ya parece que no vas a poder seguir y te ponen una canción que te gusta, te levanta el ánimo y continuas.

    Un saludo

    Lola


Archivos

Contacto

Escríbenos aquí