Categorias: Consejos

Trucos de belleza que no puedes pasar por alto

Trucos de belleza que no puedes pasar por alto

A veces necesitamos un milagro para salir del paso en cuestiones de belleza. ¿Sabías que la solución puede estar más cerca de lo que pensabas? Repasamos algunos trucos de belleza muy útiles en lo que quizá nunca habías reparado. Toma nota porque te pueden venir muy bien para estas fechas.

Cepillo de dientes para el pelo

¿Quieres conseguir un toque ligeramente desenfadado y no tan pulido en tus recogidos? Un gran truco es pasar un cepillo de dientes y frotar sus cedras ligeramente en sentido contrario a como has peinado tu cabello. Lograrás el efecto deseado.

Bastoncillos que lo arreglan todo

Cuando aplicas la máscara de pestañas es muy común que por el propio pestañeo se queden pequeñas manchas encima del párpado. Si no quieres arruinar toda la sombra de ojos, lo mejor que puedes hacer es esperar a que el rimel se seque y usar un bastoncillo para eliminarlas. De este modo, no tendrás que empezar todo el trabajo de cero. Los bastoncillos también resultan muy prácticos si quieres conseguir un cat-eye impecable. Basta con humedecer su punta para limpiar el trazo del delineado.

¿Y si te quedas sin eyeliner?

Si no tienes tiempo de correr a tu tienda más cercana,  no te preocupes, hay una solución. Puedes recurrir a un pincel fino frotándolo previamente con el peine del rímel. El objetivo es que el producto se impregne. En el caso de optar por un lápiz khol, pero su mina es demasiado dura, lo mejor es acercarlo a la llama de un mechero. Mantenlo expuesto solo unos segundos. Tras ello, solo tienes que esperar a que se enfríe un poco antes de aplicarlo. Te darás cuenta de que su trazo es mucho más marcos y blando.

Labios con más volumen con iluminador

Seguro que te gusta ese efecto de labios muy jugosos. Puedes lograrlo con este truco. Una vez que hayas aplicado el color con el pintalabios, usa el iluminador dibujando el arco de Cupido en la parte de fuera del labio. Después difumina ligeramente. Echa una gota minúscula en la yema del dedo y aplícalo también en el centro del labio inferior. Difumina con pequeños toques, extendiéndolo ligeramente hacia ambos lados del labio. Eso sí, siempre permaneciendo en la parte central.

Haz que el pintalabios dure más

Si quieres sellar el color, una vez que hayas aplicado el pintalabios pon un pañuelo sobre tu boca y aplica polvos translúcidos con una brocha. Listo, tus labios quedarán perfectos.

¡Comparte!

¡Tu opinión es muy importante! !Participa con tus comentarios!


Archivos

Contacto

Escríbenos aquí