Trucos para que un viaje en avión no arruine tu piel

Trucos para que un viaje en avión no arruine tu piel

Ya sea por las vacaciones de verano o por viajes de trabajo, es cierto que hacer un viaje en avión es bastante agresivo para la piel. Si no quieres llegar a tu destino con mala cara, te proponemos que tomes una serie de medidas, de esta forma conseguirás estar radiante durante todo lo que duren tus idas y venidas.

Lo primero que tienes que tener en cuenta, es que la humedad relativa en la cabina del avión es de un 10%. Estamos hablando de una humedad muy baja. Para compensar sus efectos deshidratantes, nada como aplicar una hidratante rica en agua que potencie la función barrera para retener el agua en la piel. Otra solución es llevar en la maleta de mano un botecito pequeño de agua termal de Avene.

Otra cosa importante es evitar antes del vuelo las bebidas gaseosas, así como el café y el té, que son diuréticos, y mucho más el alcohol, que potencia la deshidratación. Si lo que buscas es aterrizar guapa, espérate a maquillarte al final del vuelo. Si ya quieres despegar con buen aspecto, nada como un poco de crema hidratante con color, algo de colorete, máscara transparente en las pestañas y gloss en los labios.

También tenemos que tener en cuenta nuestro atuendo. La ropa ha de ser amplia. Si es oscura, mejor: en caso de manchas, serán menos notables. Otra opción es llevar una camiseta de repuesto en el bolso de mano. No está de más incluir un chal ligero que pueda salvaguardar de los a veces gélidos aires acondicionados y calcetines de repuesto. Y los zapatos también han de ser amplios: hay que tener en cuenta que los pies se hinchan durante el vuelo.

Por otro lado, las medias de compresión son excelentes para evitar problemas de circulación. Se encuentran tanto en pantys (evitan que se hinchen tanto las piernas) como en calcetines, el formato preferido de los hombres. De vez en cuando, has de poner tus piernas en movimiento. Lo mejor para impulsar el retorno venoso es mover el tobillo de abajo arriba, con el gesto con el que se impulsaban antes las viejas máquinas de coser.

Por último, no está de más llevar en el bolso de mano toallitas limpiadoras para bebés o toallitas desmaquillantes, por si se presenta algún imprevisto. Si quieres aterrizar radiante, nada mejor que aplicar antes de la llegada una ampolla flash. Te devolverá toda la luminosidad y brillo que has perdido durante el viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *