Cameron Díaz, con la cara "lavá" y ¿recién "peiná"?

Es cierto que los famosos pueden hacer mucho por lograr que esta sociedad se vuelva un poco menos superficial y materialista. Por todos lados nos bombardean con una realidad falsa en la que la mujer para ser perfecta debe de estar excesivamente delgada, tener una piel de porcelana, un trabajo perfecto y, por supuesto, jamás tener ojeras ni arrugas.

En una mundo en lo que lo humano es más inhumano que nunca, las personas parece que hemos olvidado nuestra condición de seres mortales y ensalzamos el concepto de divinidad, creyendo que podremos alcanzarlo. Sí, somos imperfectos y eso, precisamente es lo que nos hace ser perfectos.

A todo esto, Cameron Díaz ha publicado un libro de autoayuda, destinado a adolescentes con problemas alimentarios (anorexia y bulimia). En ‘The Body Book’, la protagonista de Algo pasa con Mary aconseja a las mujeres para “frenar su obsesión por estar delgadas”, así como hacer entender a las más jóvenes que “estar sana es más importante que estar delgada”.

Y os preguntaréis a qué se debe el cambio de la actriz, que parecía que vivía tremendamente obsesionada con su aspecto físico. Según fuentes cercanas a Cameron, su mentalidad ha cambiado mucho desde el fallecimiento de su padre, un duro trámite que la llevó a “fijarse en lo que es realmente importante, su salud”.

Con motivo de la presentación de este libro, la actriz ha publicado en su cuenta de Twitter una imagen suya que ha desatado la polémica. Cameron aparece completamente natural, mostrándonos su belleza sin una gota de maquillaje mientras sujeta su libro. Aunque suponemos que la actriz lleva hecho algún que otro retoque (botox, ácido hialurónico), nos muestra una imagen no habitual que ya hemos visto en otras celebrities de primer plano alguna que otra vez y que nos demuestra que ellas, al igual que nosotras, son humanas.