Cuando te acostumbras a llevar máscara de pestañas, ya no puedes salir de casa sin aplicarte la que tengas más a mano, te sientes como desnuda. Es como una costumbre, que se vuelve necesidad conforme pasan los años. Además, incluso, cuando te aferras a ellas cual marinero a su barco, no es difícil empezar a gastar cada vez más y elegir las mejores marcas, ya no vale cualquiera.

Para las que estéis en este nivel, y para las que no, que os aseguro llegaréis, hoy os presento Cils d’Enfer, la nueva máscara de pestañas de Guerlain. Ya sólo saber que viene de una firma como Guerlain da seguridad, no suelen decepcionar, y eso se paga. La firma no sólo cuida el producto en sí, también la estética, en este caso el diseño es sofisticado y elegante.

Olivier Echaudemaison, director creativo de maquillaje de la firma Guerlain nos avisa:

“La nueva máscara de Guerlain puede llegar a convertirse en un imprescindible, en un instrumento que puede llegar a crear adicción en aquellas que lo prueben”.

Y es que su formula tiene un secreto, gracias al cual es capaz de conseguir unas pestañas de infarto, contiene tres polímeros. El primer polímero está compuesto por aceites que se adhieren de forma extraordinaria, lo que permite que las pestañas se vuelvan más espesas. El segundo polímero, el acondicionador, hace que las pestañas se vuelvan más maleables, para que resulte fácil darles la forma deseada. Por último, el tecre polímero es fijador, captura las ceras para fijarlas y que las pestañas adquieran su bonita forma combada.

Según los responsables de la marca, el efecto volumen queda garantizado gracias a la acción de una serie de fibras huecas, capaces de depositar la dosis justa sobre las pestañas evitando que se apelmacen.

También te puede interesar leer:  Maquillaje en el gimnasio, ¿porqué no?

Esta máscara corresponde a la colección primavera-verano de la firma, por lo que hasta dentro de un par de meses supongo no estará disponible. Su precio será de 31 euros, un lujo que yo sí me voy a permitir.

Artículos relacionados