Errores que no sabes que estás cometiendo con tu pelo

Errores que no sabes que estás cometiendo con tu pelo

Si poco a poco empiezas a ver como tu melena luce sin el mismo brillo que hace algún tiempo, no hay duda de que no la estás cuidando como es debido. El envejecimiento también se aprecia en nuestro cabello, por lo que es imprescindible tomar una serie de medidas. Lo cierto, es que si tu pelo va a peor, no pienses que por cuidarlo igual que siempre significa que lo estás haciendo bien. Quizá estés cometiendo algún error que se te ha pasado por alto.

Aquí van algunos.

No estás usando protección solar

Estás acostumbrada a usar una crema facial con SPF y también a llevarte el bronceador a la playa, pero no tanto a utilizar un protector solar para el cabello. Te servirá en verano para evitar la deshidratación y en invierno para crear una película entre la cutícula y el aire caliente del secador de pelo.

‘Gocce Sublimi’ (29,50 €), de Collistar. Nutre y protege el cabello con una combinación de cinco aceites: açai, argán, fruta de la pasión, girasol y moringa.

Te secas el pelo mal

El secador debilita el cabello y la clásica toalla de rizo de baño perjudica tu cutícula y deja el pelo encrespado. Utiliza en su lugar una camiseta de algodón cien por cien. Quita los restos de humedad con suaves toques y luego enrédate el pelo en la camiseta como si fuera un turbante.

No te has leído la lista de ingredientes

La mejor manera de saber lo que te estás poniéndote en el pelo es leerte los ingredientes que vienen en el envase. Tu champú no debería contener alcohol ni sulfatos, componentes que secan mucho el cabello y que incluso pueden llegar a irritarlo.

Shampoo, de Living Proof. Sin sulfatos, siliconas, aceites ni parabenos para que el pelo tenga la mayor libertad de movimiento posible

Te estás pasando con las siliconas

Los hidratantes con silicona dejan el pelo suave e ideal. Pero si se acumulan, como las siliconas no se disuelven con el agua acaban formando una especie de pegote en el cabello, que queda como si fuera plástico. Es decir, parece muy bonito pero en realidad no tiene ninguna fuerza, es un trampantojo.

‘Salon Hits 11 Benefits’ (10,20 €), de Revlon. Si buscas un solo producto que te dé varios resultados, este ofrece una buena relación calidad-precio: repara, nutre, evita el encrespamiento…

Usas un método anticonceptivo que afecta al cabello

Todo tiene que ver con los cambios hormonales, claro está. Algunos métodos conceptivos pueden debilitar el cabello e incluso causar alopecia. Consulta a tu médico o ginecólogo sobre la composición del que estás usando.

Te peinas con agresividad

Ya sabes que no deberías cepillarte el pelo húmedo, pero si no te queda más remedio, hazlo despacito y con cuidado. Te puede ayudar aplicarte un spray acondicionador en los mechones mojados e ir poco a poco cepillándolo con un peine de puntas abiertas o un cepillo de pelo húmedo.

Cepillo antitirones con 428 cerdas, 32 alturas y 16 grosores diferentes (12,15 €), de Michel Mercier.

No practicas la nutricosmética capilar

Como tu pelo está hecho de proteína, necesitas tomar proteína. Vegetal o animal, del pollo, el pescado, las lentejas… Otros nutrientes positivos para tu cabello son los que contienen cistina, un aminoácido que contribuye a la fabricación de queratina. Según la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV), “se puede encontrar tanto en alimentos de origen animal, como cerdo, pollo, merluza, atún, bonito, queso o hígado, como en alimentos de origen vegetal, por ejemplo lentejas, soja, trigo, arroz y frutos secos.

Siempre te olvidas del cuero cabelludo

Prestas demasiada atención al aspecto mortecino de tu pelo y pasas del cuero cabelludo, que seguro que está necesitado de un buen masaje. Ese masaje conseguirá que el pelo crezca más fuerte, largo y más rápido.

‘Redensificante capilar’ (18,95 €), de E’lifexir. Si notas que tu cabello está quebradizo y débil, este producto, aplicado con un masaje sobre el cuero cabelludo, le devolverá la fortaleza.

Estás obsesionada con las coletas

Sí, son muy prácticas para estar por casa, para hacer deporte, para el final del día… pero puede ser que estén tensando en exceso el cabello. Y más si te haces una coleta con el pelo húmedo. Revisa tus coleteros: ¿son poco o muy elásticos? Quédate con los más blanditos y procura hacer la coleta lo más bajo posible.

Artículos relacionados

Un comentario sobre “Errores que no sabes que estás cometiendo con tu pelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.