vacaciones Semana Santa

Llega la Semana Santa, para muchos sinónimo de descanso y vacaciones. Si eres de las afortunadas que van a disfrutar esos días para relajarse en algún destino alejado de su domicilio habitual, ve preparando el neceser, no se puede olvidar nada. A continuación os damos algunos pequeños trucos que pueden ayudarte a preparar tu neceser de la forma más práctica y cómoda:

-Echa mano de los productos monodosis. Es el momento de rescatar todas las muestras que has ido recopilando durante meses, así no tendrás que ir cargada de botes grandes, inapropiados, además, si es que vas a viajar en avión.

-Cuidado con aquellos envases con contenido que puede derramarse, deben ir en un neceser impermeable para ahorrarse disgustos en caso de volcarse. Otra opción es envolverlos en plástico de cocina o en bolsas de plástico para bocadillos. Lo fundamental es que los aísles.

-Si tienes productos a punto de acabarse, aprovecha para elegir esos ne lugar de otros menos gastados, así podrás terminarlos en el viaje y no tener que cargar con ellos a la vuelta.

-Otra opción es comprar botecitos pequeños o reciclar los que tengas en casa y rellenarlos con los productos que vayamos a gastar: champú, mascarilla, tónico, cremas…todo vale.

-Que no se te olvide dejar a un lado las pinzas de depilar, la lima metálica o las tijeritas de la manicura si vas a coger un avión, puede que no pasen los controles de seguridad del aeropuerto y se queden en tierra.

-Si vas a hospedarte en un hotel, recuerda que allí tendrás los botecitos típicos de champú y gel de baño, por lo que te ahorrarás mucho espacio si confías en los que te propongan en tu parada de descanso. En algunos ya te ofrecen también cepillo de dientes, lima de uñas e, incluso, sales de baño, por lo que por unos días habrá que amoldarse a ellos. Todo sea para ganar espacio y poder echar más ropa, y es que, dependiendo de tu destino, todavía refresca en gran parte de Europa.