Los peligros del hidrogel

Esta semana un nuevo personaje público ha sido víctima de una mala praxis en el campo de la cirugía estética. Su nombre es Andressa Urach y aunque no es conocida en España, en su país de origen: Brasil, es toda una celebritie. Urach es modelo y fue reina de belleza cuando ganó el segundo puesto en el certamen Miss Bum Bum 2012. Actualmente es presentadora del programa Muito Show, de la televisión Rede TV. Hace unos años, decidió pasar por quirófano para inyectarse hidrogel y así conseguir aumentar el tamaño de sus muslos.

Lo realmente asombroso, es que a la modelo brasileña le inyectaron 400 mililitros, superando un 200% las cifras recomendables. Esta sustancia, compuesta generalmente por un 97% de agua y una parte de poliacrilamida, ya está prohibida en algunos países como Estados Unidos, pero en dosis pequeñas en Brasil (y en España), a pesar de sus complicaciones, sigue estando permitida.

Parece que el problema real ha llegado cuando la modelo ingresó en una clínica para retirarse la sustancia. Tras la intervención tuvo que ser hospitalizada de nuevo y sometida a un segundo drenaje. Su estado empeoró y pasó a estado muy grave, necesitando incluso respiración artificial. Según se indica en su cuenta oficial de twitter actualmente respira por sus propios medios y la infección está remitiendo, aunque continúa en cuidados intensivos.

Esperemos que Urach consiga salir adelante, pero desgraciadamente el caso de la modelo no será el único que escuchemos y más que en los últimos tiempos la Kardashian y otras celebrities están poniendo muy de moda las curvas artificiales.