Los proteoglicanos llevan bastante usándose en cosmética como una estupenda manera de dar más hidratación, luminosidad y firmeza a la piel. Se trata de proteínas que se encuentran en nuestra piel, macromoléculas, componentes esenciales, que restauran las células de la piel, responsables de dar turgencia, estabilidad y elasticidad. Además tienen la capacidad de captar agua hasta 1.000 veces su peso molecular. Forman parte de las membranas celulares, matriz extracelular e interior de las mismas. El paso del tiempo, la contaminación, la luz solar, el estrés, tabaco, entre otras causas, hace que estos componentes se desestabilicen: la piel pierda su firmeza y se formen las arrugas.

Aunque los proteoglicanos más famosos son los de Martiderm, lo cierto es que los han comenzado a subir de precio, quizá por su alta demanda, y ya no son una opción tan interesante como otras que han aparecido a un precio más bajo ofreciendo lo mismo. Es el caso de los de Bactinel, que ofrecen un 3% de Proteoglicanos y un 5% de vitamina C y por solo 5 euros y algo (5 ampollas).

El aporte externo de proteoglicanos aumenta considerablemente la hidratación y firmeza de la piel. Tienen, además, una alta concentración de ingredientes y vitamina C pura, por ese motivo vienen envasadas de manera individual, para evitar la oxidación de ésta. También contienen acerola, que es rica en vitamina C.

Su utilización tiene dos tipos de efectos:

  • A corto plazo: mayor luminosidad e hidratación
  • A largo plazo: efecto reparador, prevención de arrugas, eliminación paulatina de las mismas, y reafirmación, lo que se traduce en considerable mejora de la calidad de la piel.

Os dejo la composición completa de las ampollas:

También te puede interesar leer:  ¿Mala cara? las mejores ampollas flash

Propylene glicol, aqua, ascorbic acid, methylpropanediol, Peg-40 hydrogenated castor oil, soluble proteoglycan, malphighia glabra (acerola) fruit extract, carylyl glycol, glyceryl linoleate, glyceryl oleate, phenylpropanol, glyceryl linolenate, malodextrin, parfum, hexyl cinnamal, hydroxysohexyl 3-cyclohexene carboxaldehyde, geraniol, butylphenyl methylpropional, d-limonene.

Podéis encontrarlas en algunas farmacias y también por Internet.

Artículos relacionados