El sujetador cumple cien años

Hoy tenemos una excusa para celebrar algo: Esa prenda que nos acompaña desde semi adolescentes está de aniversario. Hablamos del mítico sujetador, que cumple nada más y nada menos que cien años, que no es moco de pavo. Fue un 3 de noviembre de 1914 cuando la inventora Mary Phelps-Jacobs, toda una pionera, patentó el primer diseño cuando apenas contaba con 19 años. Estaba incómoda con un corsé y decidió juntar dos trozos de tela con las cintas de su corsé. Empezó a crearlos, comercializarlos entre sus amigas… y hasta hoy.

Desde entonces, el sujetador ha pasado por muchas etapas: de ser alabado por su comodidad a ser todo un símbolo de opresión, lo que le ha hecho acabar en muchas hogueras. También se ha convertido en símbolo de erotismo. A lo largo de la historia grandes bellezas del cine y del espectáculo han lucido sujetadores que siempre serán recordados. Por ejemplo, es el caso de los sostenes de fantasía que lucía la guapa Bettie Page.

El sujetador cumple cien años

Poco a poco, el sujetador fue llegando a la gran pantalla, sobre todo en los años 60, cuando más que insinuar se comenzó a enseñar. Así lo hizo Janet Leigh en Psicosis (1960) a las órdenes de Alfred Hitchcock o Anne Bancroft en su insinuante papel de señora Robinson en El Graduado, en 1967.

El sujetador cumple cien añosEl sujetador cumple cien años

Pero la verdadera revolución del sujetador llegó en la década de los 80 y 90 cuando las artistas más codiciadas del momentos comenzaban a mostrarlo en público y sin tapujos. Es el caso de Madonna. Recordamos una de sus mejores apariciones con un diseño de Jean Paul Gaultier durante su gira de The Blond Ambition Tour.

El sujetador cumple cien años

Hasta las princesitas Disney se animaron a enseñar. Ariel se pasó toda La Sirenita mostrando sus particulares conchas de Venus. Aquello era 1989.

El sujetador cumple cien años

En los cines, en un mismo año, pudieron verse dos de los sujetadores más recordados de la gran pantalla. 1996 fue el año de Striptease con Demi Moore y de Abierto hasta el amanecer con Salma Hayek.

El sujetador cumple cien años

El sujetador cumple cien años

Pero quizá el sujetador de sujetadores y el que llegó para instalarse en los armarios de mujeres de medio mundo fue el famoso Wonderbra. Nunca se nos olvidará a Eva Herzigova vistiendo ese oscuro objeto de deseo en el año 1994.

El sujetador cumple cien años

Desde entonces el sujetador sigue dejándose ver en pasarelas, escenarios, en la gran pantalla y en la pequeña, también en la calle con esas blusas semi transparentes que lo dejan ver. Hay variantes sin tirantes, solo pegatinas para los vestidos más insinuantes y hasta con tirantes cruzados para que podamos mostrar la espalda sin prescindir de él. Está claro, que el sujetador se va a quedar por lo menos cien años más y a Mary Phelps-Jacobs gracias.