Los siete trucos de belleza de Dita Von Teese

La espectacular artista Dita Von Teese ha publicado “Your Beauty Mark: The Ultimate Guide to Eccentric Glamour”, con la colaboración de Rose Apodaca, un libro pensado para que cada lectora encuentre lo que le hace sentir bien, superando los ideales típicos de belleza. En Internet ya se han filtrado algunos de sus secretos, como estos siete que podéis descubrir a continuación.

1. Aplica siempre protector solar en tus manos

Según palabras de Dita, los ojos pueden revelar el alma, pero las manos muestran cuál es nuestra edad. Para evitar manchas y arrugas, nada como una crema de manos con protección alta que además podamos llevar en el bolso para ir renovando la aplicación de vez en cuando. También recomienda usar un jabón con pH suave para lavarlas y evitar el jabón para fregar los platos.

2. Reserva un cepillo para los pelos sueltos

Este truco es de esos que marca la diferencia entre llevar un melena común a lucirla como si acabaras de pasar por el salón de belleza. Consiste en algo tan sencillo como tomar un cepillo de base plana, rociarlo con laca y aplicarlo en el cabello seco sobre los pelitos rotos o sueltos.

3. Si vas a someterte a un tratamiento invasivo, investiga primero

Dita aconseja visitar no menos de seis médicos antes de someternos a una cirugía estética o a cualquier tratamiento invasivo.

4. Sobre todo hazlo por ti

Dita nos aconseja no cambiar nada de nuestro cuerpo por satisfacer a otra persona o por presión social. La artista asegura que todo lo que hagas lo hagas por y para ti.

5. Seduce con la mirada

El delineado intenso es clave en el maquillaje de Dita Von Teese y para conseguirlo utiliza el eyeliner en gel MAC Fluidline Blacktrack, aunque si la ocasión lo requiere también usa MAC Liquidlast Liner.

6. Utiliza secador de pelo para fijar el maquillaje

Dita utiliza un ventilador de mano para fijar su maquillaje, pero a nosotras nos recomienda un secador, seleccionando el aire frío.

7. Sé siempre una versión de primera de ti misma, no una versión de segunda de otra persona

Esta frase se la ha copiado a Judy Garland, pero es una buena recomendación, sobre todo cuando has escrito una guía para que los demás conozcan tus trucos de belleza.