10 trucos de maquillaje que debes conocer

Cada maestrillo tiene su librillo, también en el mundo de la belleza. Hay muchos trucos que son básicos si no quieres arruinar tu maquillaje en un evento especial antes de tiempo, parecer una muñeca chochona con exceso de colorete o salir a la calle con un tono más subido de lo normal. Seguro que has oído algunos en tu vida, como eso de aplicar el polvo siempre como paso final para matificar, mezclar el maqui con la crema hidratante…

Seguro que aún te faltan muchos por aprender y hoy en lomasguapa te vamos a desvelar algunos que te van a venir muy, pero que muy bien.

¿Qué no te queda eyeliner?

Si lo tuyo es más el eyeliner que el lápiz, por eso del trazo fino y perfecto, pero no te queda ninguno, no te preocupes. puedes alterar la dureza de tu lápiz de ojos quemándolo unos segundos con el mechero para que adquiera la textura más ligera de un eye liner.

Triángulo invertido

Contrariamente a lo que se cree el concealer no se aplica dibujando una media luna bajo el párpado siguiendo la línea de la ojera, sino que para lograr que se unifique el tono debemos aplicar el corrector dibujando un triángulo invertido con la base bajo el ojo y el vértice en la mejilla.

Pestañas perfectas y voluminosas

Máscaras efecto XXL, rizador, pestañas postizas… lo cierto es que no hay nada más efectivo (y económico) que los polvos de talco que, aplicados sobre una primera mano de máscara y cubiertos después por una segunda que oculte las micropartículas blancas adheridas a las pestañas, logrará el efecto que muchas marcas prometen.

También te puede interesar leer:  Trucos sencillos para acelerar la pérdida de peso

Labios a lo Jolie

Para tener los bonitos y jugosos labios de la chica De Brad, nada mejor que aplicar unas gotas de aceite de menta en tu gloss. Puedes encontrarlo en herbolarios o en Internet.

Labiales más duraderos

Un truco que usan los maquilladores para que el color perdure es posar un pañuelo de papel sobre los labios una vez pintados y, con la ayuda de un pincel, aplicar polvos translúcidos por encima de éste.

Sombras intactas

Para fijarla, conseguir un efecto duradero y un acabado perfecto, antes de aplicar una sombra en polvo, extiende una base neutra sobre el párpado.

No te manches

Evitar que el rouge acabe en los dientes no es una cuestión de suerte sino más bien práctica. Con sólo introducir un dedo en la boca tras aplicar el labial, eliminarás el exceso que, con toda probabilidad, acabará arruinando tu sonrisa.

Cortar sólo las puntas

Ir a la peluquería a sanear tu cabello puede convertirse en toda una hazaña para no acabar con un corte carré o, peor, un bob, y pagar por ello. Para cortarte las puntas en casa y no acabar con un peinado conceptual a lo Eduardo Manostijeras basta con enrollar el cabello en mechones y recortar (¡SÓLO!) el pelo que sobresalga del mechón enrollado sobre sí mismo.

Moño exprés

Paso 1: Recoge el cabello en una coleta.

Paso 2: Separa la coleta en dos mechones y retuerce cada uno hasta las puntas.

Paso3: En direcciones opuestas (uno hacia la derecha, otro hacia la izquierda), enróllalos sobre la goma y asegúralos con horquillas

La técnica del claroscuro

Cuando los maquilladores dicen que el rostro es como un lienzo en blanco no se equivocan y a la hora de aplicar el iluminador y dibujar el contorno de la cara resulta muy práctico jugar con las luces y las sombras naturales del rostro como lo haría un artista aplicando la técnica pictórica. En color claro deben ir: la frente, el tabique nasal y la barbilla (la denominada zona T) además de los pómulos (la parte más saliente de la mejilla. Y con polvos compactos un tono más oscuros marcaremos los laterales de la frente (la parte más cercana a las sienes), los laterales de la nariz y la parte más hundida de la mejilla.

También te puede interesar leer:  Cinco consejos para correr en verano

Artículos relacionados