¿Blanca y radiante va la novia?

Nuestro look de la semana, en este caso bastante desacertado, es para la reciente esposa de Francisco Rivera, Lourdes Montes. Los novios celebraron su boda religiosa (ya habían celebrado la civil anteriormente) el pasado sábado y pese a creer que nos encontraríamos a una novia elegante y sofisticada, nada que ver. Lourdes llegó con un vestido que ha sido objeto de todo tipo de comentarios, todos ellos en su contra.

¿Blanca y radiante va la novia?

El vestido era un diseño propio para la firma recién estrenada de la novia y su hermana, Analilen, que pretendía ser romántico y de aires vintage, y que se quedó, para mi gusto, en un vestido de novia que parecía de mala calidad. Además, salió arrugado del coche, le hacía barriga, y el color rosa palo suave no se apreciaba, por lo que parecía un blanco no limpio. El velo que escogió era tipo años 20 con tiara que lo acompañó con un moño alto y que no encajaba para nada con el vestido, sobre todo teniendo en cuenta que la nota predominante eran los cristales que colgaban de mangas y cuerpo, que parecían propios de una lámpara de lágrimas, además los combinó con unos zapatos de Uniqlo, que ella mismo personalizó, con los mismos cristales. Todo demasiado forzado y sin ninguna clase.

lourdes-montes-efe1-a

Lourdes hizo un flaco favor a su firma, sin duda, ya que podría haber aprovechado este momento mediático para promocionarla mejor.