Cómo aplicarse bien el protector solar

Cómo aplicarse bien el protector solar

Llega el fin de semana y uno de nuestros fieles acompañantes debe de ser el protector solar. No nos cansamos de recomendaros que es fundamental aplicarlo para evitar manchas, el temido melanoma y quemaduras. Lo cierto, es que siempre surgen dudas: ¿lo estaremos aplicando bien?, ¿cuantas veces es necesario aplicarlo?, ¿cómo lo distribuimos para que quede perfectamente homogéneo?

Os dejamos algunos de los errores que debemos evitar si no queremos arruinar nuestros buenos propósitos.

1. Primer error: Ponerse crema sólo cuando se toma el sol

Este error es uno de los más habituales y se paga bien caro. El protector solar es necesario aplicarlo de 20 a 30 minutos antes de la exposición solar. Es decir, que de nada vale echarlo justo cuando llegamos a la playa y ponerse al sol. Es fundamental aplicarlo en casa y antes de llegar a la playa o la piscina, pero tanto en la cara como en todo el cuerpo.

2. Segundo error: No volver a aplicar crema

Nos pensamos que con una vez es más que suficiente, pero no. El protector solar hay que ir renovándolo frecuentemente mientras estemos expuestas, cada 20 minutos y siempre después de salir del agua, porque aunque la mayoría sean resistentes al agua, las gotas actúan como pantalla reflectoras captando más las radiaciones ultravioletas. Por ello, es importante secarse bien al salir del agua y volver a aplicarse protector.

3. Tercer error: No tener en cuenta los labios

Siempre nos acordamos de la cara, los hombros, la espalda, las piernas, pero ¿y qué hay de los labios? Es una de las zonas más sensibles y desgraciadamente son los eternos olvidados. Hay muchos protectores labiales que contienen 30 y 50 spf. Hace poco os recomendamos algunos, puedes echarles un vistazo aquí.

4. Cuarto error: No usar la protección adecuada

Si tienes la piel blanca no puedes echarte al sol con un índice de protección bajo, si no el que sea necesario para estar bien protegida, que suele ser de 30 mínimo. Si eres muy morena, no por ello debes de olvidarte del protector solar, aunque puedes permitirte el lujo de aplicarte uno de 15. Eso sí, no olvides de ir renovándolo de vez en cuando.

5. Quinto error. El empeine del pie también se quema

Al igual que ocurre con los labios, el empeine del pie también suele ser otro de los olvidados a la hora de aplicar protector solar. Además, la parte del empeine está siempre muy expuesta, sobre todo cuando caminamos, así que lo mejor es empezar siempre por esa zona, para que no pueda quemarse.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.