Sigue estos consejos para que tus cosméticos sean más efectivos

Sigue estos consejos para que tus cosméticos sean más efectivos

Por mucho que tengas el cosmético más avanzado del mercado y estés muy orgulloso de ello, no es suficiente. De nada sirve si realmente no te lo aplicas correctamente, y con aplicar correctamente no sólo me refiero a seguir esa pequeña guía que en muchos prospectos de cremas viene, si no en tener una serie de cuidados previos, diarios y semanales, para que tus cremas penetren lo mejor posible.

Sigue estos consejos para que tus cosméticos sean más efectivos

Ten en cuenta estos consejos si realmente quieres que tu crema fetiche sea realmente efectiva:

  • Limpia bien tu piel. Y es que, por muy buena crema que te apliques si no has limpiado previamente tu piel su eficacia no sirve para nada. Por tanto, retira el maquillaje, limpia con tu gel habitual y aplícate un tónico.
  • Exfolia tu piel. Dos veces a la semana si tu piel es mixta-grasa o una si es seca. Este paso es fundamental, las células muertas que se quedan sobre la epidermis se convierten en una barrera que impiden que las propiedades de la crema o serum puedan llegar a su destino.
  • Aplica primero aquél producto que quieres que penetre mejor. Es recomendable dejar los productos más espesos para el final, es por ello que siempre es recomendable aplicar primero el serum.
  • Presta atención a la fecha de caducidad. Aunque la mayoría de personas que solemos habitualmente aplicar cremas no solemos dejar que pasen mucho tiempo una vez abiertas, es necesario siempre estar atentos a su fecha, sobre todo con algunos productos específicos, como por ejemplo algunos serums de vitamina C, que recomiendan que una vez abierto no sobrepase los dos meses. Por supuesto, especial atención a los solares.
  • Uno de los consejos fundamentales, es aplicar la crema de manera correcta. Debes tener en cuenta la dirección de la arruga, o de las futuras arrugas. Por ello, se recomienda que se aplique de diferente manera según cual sea la zona. Por ejemplo, en los pómulos, aplícala en movimientos circulares y ascendentes desde la parte inferior del pómulo y hacia las sienes. En el entrecejo, una zona conflictiva, desde la mitad hacia arriba. En la barbilla en movimientos circulares ascendentes desde el centro y hacia afuera repitiendo a derecha e izquierda. En el contorno de ojos debe aplicarse desde el interior al exterior con pequeños golpecitos. En el cuello con movimientos verticales hacia abajo.
  • Haz que tu alimentación sea sana y equilibrada. Por mucho que te cuides por fuera, si no te cuidas por dentro realmente no sirve de mucho. Evita en todo lo que puedas el alcohol y el tabaco.

¿Tienes más consejos? No dudes en compartirlos con nosotros en la sección comentarios.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.