Cosmética española que aún no conoces

Cosmética española que aún no conoces

En lomasguapa nos encanta conocer cosmética nueva. Hoy os traemos una selección de algunos productos que han irrumpido con fuerza en el mercado español y que lo hacen de la mano de nuevos emprendedores que han apostado por este sector y que se han atrevido con ello a pesar de la crisis que aún vivimos. Otros ya están consolidados desde hace algún tiempo. La mayoría, de los productos, además, están formulados con ingredientes naturales, cosmética bio que nos sienta tan bien.

Para empezar tenemos Crea-m, que es el resultado de la colaboración de dos amigos emprendedores dispuestos a crear algo diferente. ¿Sus señas de identidad? Una cosmética de alta calidad, con precios ajustados y una imagen cuidada llena de positivismo y buen humor. Te encantará por sus packagings cuidados y con mensaje. Esta de la imagen es la Skin Brightening (34,79 €), una crema especialmente indicada para las manchas. 

Los activos bio de la más alta calidad son la principal baza de Archangela, una firma cosmética creada por la doctora Mª José Martínez Caballero. Las fórmulas son elaboradas personalmente por ella siguiendo los más altos estándares de calidad, con ingredientes de lujo como el aceite de melón del Kalahari, procedente del comercio justo, la planta Inca Inchi peruana o el babasú, de Brasil. ¿El resultado? Productos exquisitos y con resultados espectaculares. Esta es la Crema de arroz, malva y vid roja (89 €), calma, hidrata y repara la piel.

Carla Royo-Villanova fundó su firma cosmética, Carla Bulgaria Roses Beauty, tras comprobar en su propia piel los beneficios de las cremas de rosa típicas de Bulgaria. Su primera línea a base de rosa damascena surgió en 2008 y, desde entonces, no para de ganar adeptos gracias a sus propiedades antiinflamatorias, hidratantes, antioxidantes y cicatrizantes. En imagen Hidragel Calmante (27 €), con un 95% de agua de rosas.

Elena Alarcón es la responsable de Ami Iyök, una firma de cosmética orgánica cien por cien natural con sede en Barcelona. Tras un viaje a Costa Rica, Alarcón decidió fundar una firma respetuosa con el medio ambiente pero sin dejar de lado la investigación para lograr los activos más potentes y con los resultados más óptimos. Te encantará su packaging reutilizable de madera de chopo. Os recomendamos Oceanik Mask (42 €), con activos marinos y arcilla volcánica.

Con el aceite de oliva como ingrediente fetiche, Keims desarrolla productos sin aceites minerales, siliconas ni parabenos creados por dos emprendedores españoles desde Madrid. Su cuatro líneas se componen de productos para la piel y el pelo elaborados a base de mezclas exquisitas de productos: Oliva y Karité, Té Rojo y Mimosa, Menta y Macadamia y Ylang-Ylang y Hammamelis. No os perdáis la Crema de Noche Regeneradora (27,30 €).

La singular apuesta de Sepai tiene cuatro años de vida y es el fruto del trabajo de dos emprendedoras: Paola y Roxana, quienes se conocieron en la facultad de arquitectura. Sus tratamientos se basan en lo que se conoce como el tratamiento RMI5, o Recuperación Molecular Inteligente5, que trabaja para recuperar las condiciones óptimas de la piel en cuatro fases encadenadas. Sus productos más populares y originales son los de la línea Tune It, cosméticos que pueden personalizarse a través de viales que pueden inyectarse en los productos Sepai o en las propias cremas del consumidor. Interesante es la V 6.11 Flashed (45 €), con efecto tensor e iluminador. Perfecta para después de una sesión de derma roller.

Esta quizá os suena más. Se trata de Ainhoa, una firma de cosmética profesional establecida en 1996, lo que la convierte en una de las más veteranas. Sus productos, tanto de cosmética profesional como personal, tienen una distribución mundial y, aunque su fabricación se realiza con lo último en tecnología, todos sus productos son naturales. Me encanta Wrinkle Precision Cream, antiarrugas a base de biotecnología marina (62 €).

Por último, Sileä es una palabra finlandesa que significa ‘terso’ o ‘suave’. Con esta carta de presentación, la firma del mismo nombre promete mimar la piel a base de ingredientes naturales como el aloe, el karité o el aceite de oliva. Todo ello en un sistema de tres pasos: ‘limpiar’, ‘aportar’ y ‘proteger’ y a través de seis líneas diferentes para satisfacer cualquier tipo de piel. Además, disponen de tratamientos en cabina. La Sensibalm (52 €), calma las pieles sensibles.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.