Las estrellas de Hollywood deslumbran en la alfombra roja

oscars 2013

oscars 2013

Cientos de celebrities se dieron cita anoche en la 85 gala de los Oscars. Como cada año, embutidas en vestidos de escándalo, las mejores actrices del mundo, nos volvieron a dar una lección de glamour y sofistificación. Naomi Watts, que finalmente no obtuvo la estatuilla como mejor actriz, fue una de las más envidiadas de la noche.

Con un diseño de Armani Privé en plateado con un original escote que dejaba un hombro descubierto, Watts destacó sobremanera. Maquillada de manera muy natural, la protagonista de Lo Imposible, no quiso ensombrecer su vestimenta. La luminosidad de su rostro y una base muy bien elegida fue el complemento perfecto del diseño escogido.

Halle Berry también fue otra de las más observadas. Su vestido, también metalizado, fue diseñado por Donatella Versace. Los hombros rectos y las rayas negras y doradas resaltaba la figura de la actriz, que lució un escote en pico. Berry también eligió un maquillaje muy natural con tonos Nude, los predilectos de la noche y que tan de moda están.

Otra de mis preferidas fue Jane Fonda, quien a su edad no tuvo nada que envidiarle a las más jóvenes de la velada. Fonda eligió un vestido amarillo muy atrevido, también de Versace, con parte de la espalda descubierta. Dicen que “la que de amarillo se viste en su belleza confía”. Sin duda, la veterana actriz nos dio una lección de belleza y feminidad.

Más conservadoras, pero no por ello menos elegantes, fueron otras actrices como Jennifer Aniston, Sandra Bullock, Charlize Theron, Jennifer Garner, Zoe Soldana, Jennifer Lawrence o Salma Hayek.

Oscars 2013

Las más criticadas de la noche por sus elecciones fueron Catherine Zeta-Jones, con un recargado vestido de Zuhair Murad, Nicole Kidman, quien eligió un vestido de L’Wren Scott, poco apropiado para la ocasión, negro con estampados dorados, tal vez, demasiado reluciente o Helena Bonham Carter, cuyo look parecía más propio para lucir en una de las películas de su marido. El do de pecho lo puso Heidi Klum, la musa de Astor, quien a mi gusto se pasó un poco con el escote. Tampoco pasó desapercibida Anne Hathaway y sus ya comentadísimos pezones.

La nota más sorprendente de la noche la puso Michelle Obama, que desde la Casa Blanca fue la encargada de leer el sobre con el nombre del ganador del premio a la mejor película que fue a parar a “Argo”. La primera dama lució un vestido de noche plateado, que vino a completar la sobrecarga metalizada de esta edición número 85.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.