Renée Zellweger y como el exceso de cirugía pasa factura

Renée Zellweger y como el exceso de cirugía pasa factura

La aparición pública de una Renée Zellweger completamente cambiada en los premios Elle Women en Los Ángeles, ha sido la noticia de la semana. La actriz no solo reaparecía con bastantes kilos de menos, también con una remodelación completa en el rostro, que ha sido muy criticada y comparada con los retoques profundos y continuos a los que se sometía Nicole Kidman. La protagonista del diario de Bridget Jones de 45 años de edad ya no posee sus característicos pómulos, mejillas redondeadas y ojos rasgados.

Según ha analizado el diario británico Daily Mail, aunque también se puede ver en las imágenes sin ningún problema, la actriz presenta una clara distancia entre frente y ojos mucho más pequeña que antes, y señalan que se puede tratar de un exceso de botox. También, se habría hecho un lifting en los párpados, habría achicado sus mejillas y retocado su nariz, además de inyectarse ácido hialurónico.

El cambio de Zellweger ha sido tan brusco, que algunos medios estadounidenses lo califican ya de “virtualmente irreconocible“. Lo cierto, es que su expresión natural y su rostro redondeado, ha dado paso a un rostro más alargado y una piel con apariencia bastante menos natural. Y es que ya lo dice el refrán: “menos siempre es más”.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.