Inma cuesta, nueva víctima del Photoshop

La actriz ha mostrado su indignación en Instagram publicando junto a la foto de la portada del Dominical de El Periódico, su aspecto real en una fotografía tomada con un móvil. La actriz se muestra indignada por el resultado, asegurando que “no entiendo la necesidad de retocar mi cuerpo hasta dejarme casi en la mitad de lo que soy, alisar mi piel y alargar mi cuello hasta convertirme casi en una muñeca sin expresión”.

La actriz afirma que esto sobrepasa los límites de la realidad y le avergüenza. La foto de la derecha fue sacada con su móvil directamente del ordenador en la sesión de fotos, ella al completo, sin trampa ni cartón. La imagen de al lado es una invención, es eso que se supone que debería ser. En muchas ocasiones es cierto que el Photoshop puede mejorar, sobre todo si se usa para realzar ciertos aspectos, y no cambiar completamente la cara y el cuerpo de la modelo o actriz.

Creemos que Inma Cuesta está en su derecho de mostrar su repudia ante los resultados obtenidos con la herramienta de Adobe. Tras sus declaraciones otras actrices como Natalia de Molina se han posicionado a su lado, mostrando su admiración por la valentía de expresarlo públicamente.