Champú de caballo con biotina, el "milagro" de lo irreal

El último e incoherente reclamo cosmético que se vocifera por la red, es el champú de caballo con biotina para el cabello humano. Lo venden como la mejor manera de lucir un pelo fuerte, sano, lleno de brillo y de vitalidad, evitando su caída, pero la cruda realidad es que no es más que un engaño publicitario, que no actúa mejor que cualquier champú normal que nos encontremos en los establecimientos.

Champú de caballo con biotina, el "milagro" de lo irreal

Debido al furor, muchos fabricantes y establecimientos, entre los que se encuentra Mercadona, se han dedicado a comercializar este champú con biotina, también llamada vitamina B8 o vitamina H, y que interviene en nuestros procesos vitales y se encuentra en pequeñas cantidades en muchos alimentos como el chocolate, coliflor, huevos, leche, levadura de cerveza, nueces… Algunos, incluso, lo venden como un milagroso crecepelo, aunque nada más lejos de la realidad.

Los expertos alertan de que este tipo de productos suelen venir acompañados por unas fuertes campañas publicitarias. Además, su aparición coincide con una época concreta del año y desaparecen en cuanto las autoridades sanitarias actúan contra ellos. La mayoría no incluye en su etiquetado la identificación clara de la empresa responsable, tan sólo un teléfono de contacto, una dirección web o el apartado de correos.

Sin más, La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha sido clara y concisa: “No es más que otro champú. “Limpiará y acondicionará tu pelo, pero sus mágicas propiedades son mentira y no merece la pena pagar más que por cualquier otro”. La OCU recuerda que los cosméticos no sirven para combatir la pérdida de pelo y sólo determinados medicamentos han demostrado su eficacia para frenarla, entre los que se encuentra el Minoxidil.