Consejos para tener una sexualidad saludable

Sexualidad saludable

Al hablar sobre la vida en pareja, no puede negarse que vivir una vida sexual saludable puede ser un pilar importante para contribuir a que las cosas en la relación marchen bien. Teniendo en cuenta esto, hoy te hablaremos sobre 3 consejos bastante útiles que ayudarán a que tu vida sexual marche de una manera sana.

3 consejos para tener una sexualidad saludable

A pesar de que cada persona puede vivir su sexualidad de manera distinta, existen algunas recomendaciones que, de tenerse en cuenta pueden contribuir a que exista una vida sexual más placentera y cómoda con la pareja. Si estás pasando por un momento difícil en tu vida íntima, o sientes que a tu relación le falta algo, vale la pena que tengas en cuenta los siguientes consejos:

1. No tengas miedo en explorar tu cuerpo

Bien sea por prejuicios, por miedos o inseguridades, muchas personas se cohíben de explorar con su cuerpo en busca de nuevas experiencias placenteras. Al momento de vivir tu intimidad, lo mejor que puedes hacer es buscar conocer mejor tu cuerpo, definiendo aquellas cosas que te agraden como las que no.

Explorar el cuerpo

Esto como ventaja, te ayudará a poder identificar con mayor facilidad las zonas más erógenas o placenteras en tu cuerpo. Como se mencionó antes, cada persona puede vivir la sexualidad de una manera distinta, por lo que resulta importante que cada quién busque descubrirse, a fin de encontrar aquello que le guste y le brinde mayor placer.

Tampoco descartes la idea de implementar en tus encuentros sexuales el uso de herramientas estimulantes de placer. Ingresando a https://www.vivesexshop.com/es/ podrás encontrar diversos artículos y accesorios, ideales para darle rienda suelta a tu imaginación al momento de vivir tus experiencias íntimas.

2. Siente seguridad con tu cuerpo

Bien dicen, que para que otros nos quieran es importante querernos primero nosotros mismos. Es decir, antes de querer que otras personas nos acepten, primero deberíamos aceptarnos nosotros. Este principio también implica en el campo sexual, por lo que resulta importante querernos, aceptarnos tal como somos y sentir seguridad con nuestro cuerpo, sintiéndonos cómodos con el mismo.

De esa manera, nuestras parejas sexuales también podrán percibir y sentir esa comodidad con nuestro cuerpo. No obstante, si sientes que puedes llevar a cabo algunos objetivos para sentirte mejor con tu cuerpo, no te limites a hacerlo. Lo importante es que siempre procures ser una mejor versión de ti.

Seguridad de tu cuerpo

Sin embargo, si no tienes la figura física que deseas no dejes que esto sea un impedimento para disfrutar al máximo de tu sexualidad. Pues al momento de vivir la intimidad, el aspecto físico puede pasar a un segundo plano cuando sabemos disfrutar al máximo del placer que trae consigo una vida sexual saludable, libre de prejuicios, ataduras y tabúes.

3. Edúcate sexualmente

Por último pero no menos importante, es fundamental procurar educarse sexualmente para llevar una vida sexual más saludable. Esto, además de ayudarte a entender tu vida sexual de una manera mucho mejor, también te permitirá definir lo que puede estar bien como aquello que no, al momento de vivir tu intimidad.

Si tienes pareja, es importante que procures mantener una conversación constante con ella sobre el tema íntimo, evitando cohibirse. Habla sobre aquello que te gusta en la intimidad, como aquello que no. No olvidemos, que dentro de las relaciones sentimentales la comunicación es una vía fundamental para que exista armonía, y en la sexualidad esto no es la excepción.

Si necesitas ayuda, no dudes en acudir con un profesional

Es probable que aplicando algunos de los consejos mencionados anteriormente, puedas notar cambios positivos en tus experiencias íntimas. Sin embargo, en caso de que sientas que necesitas algo más para que tu vida sexual mejore, no descartes la posibilidad de buscar la ayuda de un profesional debidamente capacitado para orientarte.

La ayuda de un terapeuta profesional, puede ser una excelente opción para que puedas identificar y trabajar en los aspectos de tu intimidad que pueden ayudarte a vivir una vida sexual saludable y libre de ataduras. Sin embargo, es importante que pongas toda tu disposición a recibir ayuda. De este modo, la orientación recibida podrá ayudarte a mejorar tu vida sexual de manera satisfactoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.