Consejos para cuidar una piel con vitíligo

Una de las enfermedades dermatológicas más duras, sobre todo desde el punto de vista estético, es el vitíligo. Se trata de una enfermedad degenerativa de la piel en la que los melanocitos (las células responsables de la pigmentación de la piel) mueren, dejándose así de producir melanina (la sustancia que produce de la pigmentación de la piel) en la zona donde ha ocurrido la muerte celular.

Las causas de aparición de esta enfermedad aún no han sido dilucidadas por completo y los mecanismos por los cuales se desata esta alteración aún se encuentran en proceso de estudio, aunque parece que en el 30-40% de los casos existe una historia familiar de esta patología. Por otro lado, estudios recientes afirman, que el vitíligo está originado por el aumento de la cantidad de adrenalina en la corriente sanguínea.

El verdadero problema, lo que lo hace más difícil para el paciente, es que actualmente no existe un tratamiento eficaz contra la destrucción de los melanocitos que se produce en el vitíligo. Se ha intentado la repigmentación mediante el uso de esteroides o inmunomoduladores (tópicos y sistémicos) con resultados escasos. También se emplean, con una eficacia bastante limitada, los psoralenos en combinación con sesiones de luz UVA.

Desde luego, aceptar la enfermedad y comenzar una serie de cuidados es básico para que no se vaya extendiendo. El primero de los consejos que os recomendamos a todos aquellos que tengáis vitíligo es usar una protección solar alta. Aunque en algunos casos se emplee una terapia con rayos UVA, es necesario que la piel esté protegida. Y es que, sin melanina la piel se quema.

Si tenéis vitíligo por la cara, escote o zonas más expuestas siempre podéis recurrir al uso de un maquillaje cubriente. Puede que no se camufle completamente, pero desde luego lo disimularéis muy bien. Os recomiendo el Couvrance de Avene. De todos los maquillajes que he probado, es uno de los más efectivos, y encima no deja sensación de máscara. Además tiene protección solar y está indicado para las pieles sensibles y con problemas de alergia.

Otro de los consejos que os damos es el uso de autobronceadores. En los últimos tiempos la cosmética ha hecho grandes avances en este campo y ahora y podemos encontrar autobronceadores que no dejan la piel arroalada y con un color antinatural. Eso sí, siempre recuerda exfoliarla antes de aplicarte uno.

Y quizá, el consejo más importante es el de controlar el estrés. Está comprobado que aquellas personas con vitíligo que viven situaciones de estrés más avanza su enfermedad. Haz deporte tres veces a la semana. Practica Yoga. Date masajes relajantes de vez en cuando y acude a un spa cuando veas que te supera alguna situación.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.