Ejercicio en casa: ¿Sí o no?

ejercicio en casa: ¿Sí o no?

Sea por falta de tiempo o para ahorrar un poquito, muchos optáis por entrenar en casa. Es cierto, que el deporte al aire libre es lo que mejor sienta, pero no es la única alternativa. Así, que si tu rutina de vida o el hecho de que vivas en una ciudad con mal clima, te impiden salir a la calle a practicar un deporte, es hora de que te plantees convertir tu casa en un gimnasio.

No se trata de que te pongas a comprar máquinas sin ton ni son, aunque sí hay ciertos accesorios que tienes que tener en cuenta para convertir esto de entrenar en casa en algo serio. Lo primero es vestirte con ropa cómoda. No vale el pijama ni la bata, si no vístete con la ropa con la que acudirías a un gimnasio.

A continuación hay una serie de tipos de entrenamiento que hay que valorar. Todos ellos han sido minuciosamente estudiados por Juan Rallo, entrenador personal y escritor del libro “Estupenda en 9 semanas y media”.

1. El DVD

Ya no estamos hablando de vídeos como los de Jane Fonda. Los DVDs de entrenamiento han mejorado mucho. Además de los de toda la vida, con una clase suelta, hay programas específicos de varias sesiones, algunos de hasta 3 meses de duración con un vídeo diferente diario. Los puedes elegir con baile, sin baile, que requieran material y que no, un sinfín de modalidades que te pueden ayudar mucho a mejorar tu aspecto en casa.

La empresa más fuerte del mundo es Beachbody.com, y en su web podrás encontrar infinidad de vídeos.

A favor: Son muy visuales y motivadores, además de que te ofrecen planes de nutrición y pruebas para que te vayas midiendo. En la mayoría de ellos no necesitas material. Realizan un trabajo equilibrado entre tonificación y cardio.

En contra: solo los encontrarás en inglés. El nivel es muy alto y no discrimina entre principiantes y expertos, francamente es muy exigente, según Rallo, demasiado.

2. Consolas y videojuegos 

Las consolas están a medio camino entre el juego y el entrenamiento. Eso ya hace que las miremos con cierto escepticismo. Es cierto que cada vez van a más, y mejoran los programas de entrenamiento en cada nueva versión. En ellas puedes hacer yoga, puedes bailar, y simular cualquier tipo de deporte, pero en esencia es eso, simular. Cada vez hay más variedad y algunos de ellos ya alcanzan ritmos de entrenamiento altos, como los juegos de Zumba (actividad de la que ya hemos hablado en esta sección), que están disponibles para casi todas las consolas. Sin embargo, los planes de entrenamiento para consolas tienden a acabar en el fondo del cajón y es que tienen algo que no engancha. Bien porque aburren, son repetitivos o sencillamente porque no notamos resultados.

A favor: La diversión, jugar con amigos puede ser muy divertido.

En contra: El precio, tienes que hacer el desembolso por la consola y también por el juego, generalmente bastante altos. Poca variedad en los ejercicios, pues acaban siempre siendo lo mismo y poca efectividad.

3. Internet

Es sin duda la herramienta que está ganando en esta carrera, por lógica, simplemente al alcance de un clic tienes millones de vídeos de entrenamiento de todo tipo, hechos por profesionales, por amateurs, largos, cortos, de todas las disciplinas, con o sin material, en resumen, todo.

El problema de la red es precisamente ese, que hay demasiado y no sabemos bien donde buscar. Youtube es un nido de vídeos, pero todos cortos y con una calidad relativa, si eres experto vienen muy bien para buscar, conocer o ver novedades, pero si estás iniciándote puede ser que te equivoques con la elección de vídeos.

Dentro de la red, Juan Rallo recomienda:

a) Para las que estáis más en forma, bodyrock.tv, os impresionará el trabajo que hace esta mujer.

b) Para las que empezáis, el entrenador recomienda webs más didácticas, como tuotrogimnasio.com, donde encontrarás las mismas clases que en el gimnasio, pilates, gap, pero con un ritmo más tranquilo y una duración de 30 minutos.

A favor: La ventaja es que en cualquier hueco del día puedes hacer media horita de entrenamiento, mientras se hornea un plato o mientras esperas a que te llegue cualquier pedido, esperando lavadoras, a que te llegue un mail.. etc.

En contra: El contratiempo más difícil de vencer a la hora de entrenar en casa es el de “ponerse a ello”, al saber que luego puedes hacerlo, lo vas retrasando y muchas veces llega la noche y tienes los deberes por hacer.

Si te has decidido a entrenar en tu casa, lo imprescindible es que te hagas con una colchoneta, incluso con un kit de pesas y algún accesorio para hacer abdominales. Si eres muy disciplinada seguro que encuentras un hueco en cualquier hora del día para ejercitar un poco el cuerpo, siempre algo es mejor que nada.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.