Mi experiencia con el eyeliner en gel de Maybelline

El hecho de creer en que es posible encontrar un eyeliner que se adapte a cada persona me hizo toparme con este producto. He de decir que no soy muy amiga de ellos, pero lo cierto, es que confiaba en poder tener en mi neceser alguno que fuera fácil de usar, y, sobre todo, que no acabara migrando a la zona de la ojera, con la fatal consecuencia que ello supone.

Mi experiencia con el eyeliner en gel de Maybelline

Hace unos días lo encontré, a pesar de llevar en el mercado casi dos años. Se trata del Eyestudio Lasting Drama Gel Eyeliner de Maybelline, un delineador, que, entre sus muchas virtudes, se encuentra que es muy, pero que muy permanente. Su acabado es perfecto, fácil de difuminar y muy suave. Lleva un pincelito que es necesario utilizar para poder coger la pintura, la cual viene en un mini frasco y es compacta. Dado que hay que coger muy poco, me da la sensación de que este producto puede ser eterno.

Otro de los puntos a su favor, es que hay una gama de cuatro colores a elegir: Ultra negro, gris, marrón y violeta. El que yo estoy usando es el ultra negro, pero aplicado no se queda demasiado oscuro, tal y como ocurre con los eyeliners negros en líquido.

Después de mi buena expeiencia con él, puede que deje aparcado durante algún tiempo el lapiz de ojos  y me adentre en probar otros colores y otras firmas. Próximo objetivo, por tanto, el Microviolet de Mac, intenso violeta con reflejos rojizos.

Artículos relacionados

También te puede interesar leer:  Linda Evangelista, nueva imagen de Dolce & Gabbana