El esmalte de uñas cumple 90 años

El esmalte de uñas está de cumpleaños estos días. Cumple nada más y nada menos que 90, ya que fue en 1924 cuando una conocida marca de cosméticos, basándose en el descubrimiento y perfeccionamiento de la pintura para coches, lanzó al mercado el primer esmalte sintético. Lo hizo en París, cuna en aquel momento de las mayores y mejores innovaciones en moda y maquillaje y con una línea de colores brillantes en varias tonalidades que iban del rojo más intenso al rosa más suave.

Hablamos de esmalte sintético, ya que ya en China, 3000 años AC, los miembros de la casa real de la dinastía Ming decoraban sus uñas con colores dorados y plateados que obtenían de la mezcla de cera de abeja, clara de huevo, gelatina, tintes vegetales y goma arábiga. También los egipcios, mil quinientos años después tiñeron sus uñas con henna y por los diferentes colores que utilizaron se podía distinguir la clase social de cada individuo.

Eso sí, durante el siglo XIX y los primeros años del XX, las uñas se preferían cortas y pulidas, lo que demostraba salud, pureza y modestia, las virtudes que en la época eran más apreciadas en la mujer.

Desde 1924 se han creado nuevos colores e investigado nuevas técnicas para la mejora del proceso de secado, la durabilidad y el cuidado de las uñas. Y no sólo hay esmaltes, también técnicas para crear uñas artificiales, las llamadas acrílicas. Y es que, hoy en día es habitual prestar especial atención al aspecto físico y a todo el mundo le gusta cuidarse y proyectar una buena imagen, aunque al mismo tiempo, el ritmo de vida actual, no permita dedicarse demasiado tiempo.

También te puede interesar leer:  10 propuestas para hacer 'nail art' en tu propia casa

Artículos relacionados