Los secretos de belleza de Keira Knightley

Los secretos de belleza de Keira Knightley

Su delgadez hace a Keira Knightley una belleza frágil y efímera, casi evanescente. La actriz también tiene un cutis perfecto, luminoso y armónico, que le han valido para ser imagen de Chanel. Knightley ha desvelado para la revista ELLE algunos de sus trucos, productos que utiliza, cómo cuida su cabello…Siempre es interesante conocer qué tienen en su tocador mujeres como ella. Tomemos nota.

La actriz confesaba para la revista:

“Mi rutina de belleza es muy sencilla, la mayoría de todos esos botes, tubos y demás no me sirven de mucho. De hecho, mis únicos indispensables son un frasco de aceite esencial de lavanda para cuando me sale algún granito, la crema de día ultrahidratante de Ren y el bálsamo de labios con papaya de Lucas Papaw, que me acompaña a todas partes, ¡incluso si llevo un bolso minúsculo!”.

Analicemos los productos que nombra:

  • Crema de día ultra hidrantante de Ren. Indicada para pieles secas, esta crema proporciona un efecto hidratante de larga duración. Su fórmula llega a las capas más profundas de la piel liberando la hidratación necesaria en cada momento. Además, gracias al ácido hialurónico y a sus ingredientes activos es capaz de aumentar la capacidad de retención de agua. Además la ceramida, los fosfolípidos y el Omega 6 ayudan estimular la regeneración de la piel, proporcionando suavidad, elasticidad y una sensación de confort. Cuesta aproximadamente unos 45 euros.
  • Bálsamo labial Lucas Papaw: Parece que es uno de los bálsamos labiales preferidos de las celebrities. Se trata de un bálsamo originario de Australia que no es muy fácil de conseguir. En la página oficial no hay tienda online, por lo que hay que acudir a algunas como ebay u otras como Net-A-Porter.

Sobre su cutis, la actriz confiesa:

“Mi piel no siempre está impecable. Para ello tendría que viajar menos, beber únicamente agua y no exponerla nunca al sol. Pero prefiero pasar por alto estas reglas, aunque luego tenga que emplear algún truco durante las noches de gala, como un buen maquillaje. En cuanto me miro en el espejo y me descubro algo que no me gusta en la frente, recurro a una técnica muy radical y poco 
recomendable: ¡unas tijeras! Me corto el pelo y me dejo flequillo para camuflarlo. Lo he hecho varias veces. Después le pido socorro a un amigo peluquero para que arregle el estropicio. Por desgracia, tarda bastante en crecerme… Por ejemplo, estos mechones que hoy llevo a la altura de la barbilla son el resultado de mi última crisis de acné”.


Además de hablarnos de sus episodios de acné y de que echa mano de la tijera para camuflarlo con su pelo, algo que no es necesario, creo yo, con un buen maquillaje, Knightley vuelve a dedicar unas palabras a su cabello:

“Con 15 años el pelo me llegaba hasta la mitad de la espalda ¡y me lo corté cuadrado! Lo mismo hice a los 19, cuando pasé de una melena superlarga a un estilo bob muy británico. Sin embargo mi look más logrado fue el que me hizo la peluquera del estudio Odile Gilbert para la anterior campaña de Chanel. Si me he cortado tan a menudo el cabello por encima de los hombros ha sido por motivos prácticos. Soy incapaz de llevar un peinado sofisticado. Lo bueno de apostar por una media melena es que sólo necesitas un cepillado por la mañana para que parezca que estás arreglada. Por ejemplo, para mi boda, el año pasado, lo llevé suelto y con tan sólo una preciosa diadema que me hice yo misma con flores artificiales que encontré en un gran almacén londinense”.

Sus imprescindibles de maquillaje también tienen un hueco durante la entrevista, aunque teniendo en cuenta que es la imagen de Chanel, ya sabemos que firma es su elegida.

“Para el make-up ¡estoy mucho más dotada! Nunca he visto a mi madre sin los ojos perfilados. Por este motivo, es una de las cosas que mejor domino desde que era adolescente, cuando abusaba de todo tipo de maquillaje. Como recuerdo de esos años llevo en el bolso un eyeliner. Además, ahora tengo la suerte de poder confiar mis looks ahumados a profesionales de la talla de Christophe Danchaud, Kate Lee o Lisa Eldridge. Para el estreno de Jack Ryan: Operación Sombra, Lisa me convenció para que probara el nuevo lápiz de labios rubí Coco Cambon, de Chanel. No me atrevía a aventurarme yo sola en esta tendencia porque creía que era un acabado que afinaba demasiado mi boca, pero quedé feliz con el resultado de este tono que tira a frambuesa. Además, tenía miedo de aplicármelo mal y encontrarme ante decenas de fotógrafos con los dientes manchados de carmín”.

Entre sus productos de cabecera se encuentran:

Le Blush Crème’ (36 €), en ‘Inspiration’.

‘Illusion d’Ombre’ (31 €),
color ‘Illusioire’.

Captura de pantalla 2014-06-24 a la(s) 12.11.06‘Le Crayon Khôl’ (23 €), tono ‘Ambre’.

Captura de pantalla 2014-06-24 a la(s) 12.11.47Rouge Coco Shine’ (31,50 €), 
en ‘Mutine’.

Captura de pantalla 2014-06-24 a la(s) 12.12.24

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.