Haz deporte sin esfuerzo

Haz deporte sin esfuerzo

Septiembre es el mes perfecto para comenzar a plantearse una rutina de ejercicio. Empieza a hacer un poco de menos calor, o por lo menos debería de ser así en breve, ya no tienes excusa. El deporte es sinónimo de salud y también de belleza. No sólo es importante para cuidar nuestro corazón, oxigenar nuestro organismo, eliminar tensiones y estrés, también es fundamental para mantener a raya el sobrepeso.

Si no eres demasiado activa y para ti deporte no es sinónimo de salud si no de malestar general, siempre hay ejercicios que puedes hacer en tu vida cotidiana. Sí, existe eso que se llama deporte sin esfuerzo, o por lo menos sin que acabemos exhaustas.

Cambia el chip

Por ejemplo, si eres de las que coges el ascensor para subir a casa, llamar a tu compañero por teléfono en lugar de ir a su mesa, o coger el autobús para ahorrarte una caminata de 30 minutos, ¿no te has planteado cambiar esos hábitos? Si no te gusta nada el deporte y quizá tampoco tengas demasiado tiempo para practicarlo, ve a casa andando, sube las escaleras de tu piso y acércate a la mesa de tu compañero andando. Puede que una una sola vez no cambie nada, pero la suma de todas las veces se notará… y mucho.

Adapta el ejercicio a tus gustos

Quizá no quieras sudar haciendo algo que no te apetece nada, pero supongo que sabrás que existen numerosas alternativas para mover el body y que encima sea algo divertido. Elige lo que más se adapte a tus gustos. Echa un vistazo a clases de baile o a un equipo de baloncesto… Si tu trabajo te deja poco tiempo, busca un gimnasio cercano y apúntate a clases de Zumba o Pilates justo cuando acabes la jornada. También puedes aprovechar la hora de la comida para ir a alguna clase de yoga. Prueba hasta que encuentres esa actividad que te encanta y te aseguramos de que llevarla a cabo no volverá a ser una obligación, sino una recompensa.

Haz de la bici tu trasporte

Piensa en todos los recados o desplazamientos que haces semanalmente y que están a un radio de unos pocos kilómetros desde tu casa. ¿Coges el coche, el autobús o el metro para hacerlos? Pásate a la bici y no solo harás deporte sin darte cuenta, sino que además no tendrás que buscar aparcamiento o pagar billete.

Apúntate al Power Walking

La fiebre runner ha dado lugar a una nueva tendencia: el power walking. Consiste en caminar a un ritmo alto manteniéndonos en la zona óptima para quemar grasas. ¿Sus beneficios? Tonifica, mejora la resistencia y reduce el riesgo de lesión. Eso sí, no olvides calzarte unas zapatillas adaptadas.

Rastrea tus pasos

La aplicación Moves (disponible para dispositivos Android e iOS) se ejecuta en segundo plano en tu teléfono móvil y mide silenciosamente todos tus movimientos: la caminata de diez minutos hasta el trabajo, el sprint para coger el autobús… Al final del día, podrás ver todos tus movimientos en una línea de tiempo junto con el número de calorías quemadas y marcarte objetivos para mejorar.

Cuantifícate

La fiebre por los wearables, o dispositivos electrónicos que llevar siempre encima, ha hecho proliferar las pulseras de actividad como Jawbone UP o Fitbit Flex. Con ellas podrás medir el número de pasos que das al día, todo lo que comes, cómo has dormido… Una información que engancha y que te motiva a mejorar cada día.

Varía

Puede que te cueste encontrar tu actividad preferida o que simplemente te guste cambiar con frecuencia... Ahora hay opciones como Gymforless, que te permiten cambiar de gimnasio cada día por 5 euros cada sesión. O gimansios como DiR, que ofrecen entradas puntuales en lugar de abonos. Mantén la mente abierta y pruébalo todo: desde el Zumba al ‘paddle surf’, prueba, compara… y repite.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.